COMENTARIOS: La escuela digital en la sociedad digital

Mis comentarios en esta entrada surgen de la lectura del artículo titulado “La escuela digital en la sociedad digital” publicado en su blog por Felix Serrano (@feserdel). Llamó mi atención la reflexión del autor sobre una supuesta tercera dimensión de las TIC en la sociedad y en concreto en la escuela que explicaría por qué algunos simplemente perciben las TIC como “simples herramienta, útiles para reemplazar a sus equivalentes “físicos”” mientras otros las perciben como “palancas del cambio social“. El autor sostiene que “Muchas de estas visiones pueden parecer contrapuestas, pero son compatibles entre sí, si lo explicamos como una “tercera dimensión” “.

Tomada de: http://efuncionario.com/2015/09/30/la-escuela-digital-en-la-sociedad-digital/ Título original: Cuadrado o Círculo?

Fuente: http://efuncionario.com/2015/09/30/la-escuela-digital-en-la-sociedad-digital/
Título original: ¿Cuadrado o Círculo?

Lo explica gráficamente con una figura de la que dice que: “Al igual que el cilindro, un objeto de tres dimensiones, que puede parecer un cuadrado o un círculo, cuando lo vemos en dos dimensiones, según el punto de vista que adoptemos

Me gusta y comparto especialmente dos ideas expuestas en la 1ª parte del artículo:

  1. Todas las visiones de las TICs son compatibles
  2. En realidad hay una dificultad que deriva de las percepciones y que influyen en cómo se usan en la escuela.

La primera idea es importante por que reconoce que existen diversos motivos por los que los profesores podemos usar las TIC en nuestra actividad profesional. Por ejemplo para agilizar la comunicación entre compañeros, con los alumnos o sus familias. Para otros son útiles para acceder a información, crear productos digitales, capturar evidencias de sus aprendizajes o simplemente tener ‘a mano’ recursos que tradicionalmente se entregaban en papel. No se trata ahora de valorar qué usos son los más efectivos o deseables sino de reconocer que son diversas las razones por las que un docente incorpora las TIC y que todas ellas son compatibles.

La segunda idea presenta un problema de mayor calado: las percepciones sobre las TIC. Mientras algunos directamente las rechazan, otros o las ven como simple herramientas sustitutorias o, las perciben como esenciales para la sociedad digital a la que avanzamos en el siglo XXI.  Esta disparidad de percepciones es preocupante. No se trata de una discrepancia ‘menor’ como la que habitualmente existe sobre variación de currículum o carga lectiva asignada a una u otra disciplina. La competencia digital es una competencia básica y transversal que afecta y afectará aún más a todas las dimensiones de la vida de las personas en las próximas décadas.

El reto es cómo ayudar a una parte del profesorado a visualizar esa dimensión relacionada con el impacto de la tecnología que aún les pasa desapercibida. Visualizarla no significa sin embargo aceptarla sumisamente. Si como parece, la tecnología condicionará aún más nuestras vidas, sería bueno que todos aportásemos ideas para mejorarla. Rechazarla sin llegar a conocerla significa dejar su desarrollo en manos de unos pocos con el riesgo que eso conlleva.

Todas las materias deben contribuir al desarrollo de la competencia digital. Todos los profesores deberíamos enseñar a nuestros alumnos a utilizar las TICs para resolver problemas y mejorar el mundo. Si nosotros no lo hacemos, otros como por ejemplo la industria del videojuego, las redes sociales o las grandes empresas del sector lo harán por nosotros.

Hay otras ideas interesantes en la parte final del artículo de Félix con las que estoy totalmente de acuerdo. Por ejemplo:

  • Esta nueva dimensión afecta tanto a los métodos (cómo), como a las herramientas (con qué), pero también a las finalidades (para qué), y principalmente, al quién: los docentes, y sobre todo, a los escolares.
  • es crucial reformular el concepto de educación y evitar utilizar los recursos de internet sobre un modelo de enseñanza tradicional
  • Hoy en día no tiene sentido preguntarle a un niño qué quiere ser de mayor, entre otras cosas porque seguramente el trabajo que él un día tenga todavía no se ha inventado. Es más razonable preguntarle qué problema quiere resolver
  • El futuro de la educación se debe construir en base a la innovación y mejora constante (iteration), que es lo que conduce a una auténtica transformación. No existe un modelo perfecto porque hay una realidad en cambio constante y debemos encontrar en cada momento el modo de proveer una educación adaptada a esa realidad, relevante y motivadora“. En relación con esto se cita hacia el final a Andreas Schleicher (OCDE) “no hay formula mágica para introducir la tecnología en la educación, o dicho de otro modo, no se puede reemplazar el profesor por el ordenador“.
  • El mundo digital hace que ciertas cosas sean más fáciles, más rápidas, o simplemente, posibles“.
  • Un “analfabeto digital” será en el futuro, quizás ya lo sea, una persona en peligro de exclusión en la sociedad“.
  • la tecnología no es la meta, pero forma parte del camino que debe seguir la educación de ahora en adelante

En posteriores post, comentaré algunas de esas frases.

Para terminar recordaros que he citado entre comillas y en cursiva las frases del autor. Las podéis leer y comentar en su blog. Si queréis comentar las mías podéis hacerlo aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *