El efecto de la práctica en el aprendizaje

Los foros de Moodle Community son una mina no sólo de información y conocimiento sobre Tecnología Educativa sino también de inspiración y reflexion sobre el mundo de la educación. Hoy llegué a través de un tweet a un foro de Moodle donde se abría un Post of the day  con esta pregunta: What does this say about learning?

El autor Derek Chirnside añadía a continuación los siguientes vídeos y nos invitaba a verlos y reflexionar sobre su relación con el aprendizaje.



 

Frankie Kam, enriqueció el hilo con algunas citas que ponían en valor la capacidad de levantarse cada vez que fracasamos y seguir intentando alcanzar nuestros objetivos a pesar de las dificultades

“Our greatest glory is not in never falling, but in rising every time we fall”.

Confucius

Todo parecía justificar la idea de que en el aprendizaje no hay atajos. Para llegar a dominar una habilidad (es decir, para ser competente) es necesario practicar y practicar hasta alcanzar el dominio deseado.  Nadie podría poner en duda que la repetición de la ‘tarea’ es lo que conduce al éxito al protagonista del vídeo.

Pero, un siguiente mensaje de Matt Bury contra-argumenta con la siguiente cita:

Practice makes perfect? Apparently not...

“We have empirical evidence that deliberate practice, while important,…does not largely account for individual differences in performance. The question now is what else matters.” And there are many possible answers. One is how early in life you were introduced to the activity — which, as the researchers explain, appears to have effects that go beyond how many years of practice you booked. Others include how open you are to collaborating and learning from others, and how much you enjoy the activity.

REFERENCE: Kohn, A. (n.d.). Perfect, It Turns Out, Is What Practice Doesn’t Make. Retrieved from http://www.alfiekohn.org/blogs/perfect-turns-practice-doesnt-make/

Una visita al blog de Alfie Kohn nos permite obtener algunos argumentos adicionales que contradicen la idea de que la práctica es el único camino hacia el éxito. El siguiente párrafo recojo algunos fragmentos de su artículo Perfect, It Turns Out, Is What Practice Doesn’t Make, donde se citan importantes evidencias empíricas que apoyan su argumento:

The evidence is quite clear that some people do reach an elite level of performance without copious practice, while other people fail to do so despite copious practice. […] We have empirical evidence that deliberate practice, while important,…does not largely account for individual differences in performance. [..] The question now is what else matters?.

Brooke Macnamara, David Hambrick, and Frederick Oswald in Psychological Science.

Entonces, si la práctica no es el único elemento que conduce al éxito en las tareas de aprendizaje, las preguntas son:

  • ¿qué otros elementos influyen?
  • ¿en qué medida lo hacen?

Al parecer, los investigadores a los que hace referencia Alfie Kohn han conseguido estimar la influencia que podría tener la práctica en el éxito de una tarea:

In fact, they calculated that, overall, the amount of deliberate practice in which someone engages explains only 12 percent of the variance in the quality of performance. Which means 88 percent is explained by other factors.

Más adelante volveremos sobre ese 12% pero lo más importante en mi opinión de ese estudio es que los autores señalan algunos de los factores que llenarían el 88% restante.

Los otros factores a los que hace referencia son:

  • how early in life you were introduced to the activity

  • how open you are to collaborating and learning from others, and

  • how much you enjoy (pleasure) the activity.

  • intrinsic motivation

Además señalan que esos factores se solapan y actúan como catalizadores entre ellos.

All of these factors overlap and serve as catalysts for one another.

Llegados a este punto los autores se preguntan:

Maybe the right question to ask is: Why do some people decide to practice a lot in the first place?

Y es ahí donde aparecen por primera vez referencias a las habilidades naturales y al talento de las personas. En resumen, “la práctica no lo es todo”.

Pero volvamos a los vídeos que hemos visto. ¿Seguro que la práctica sólo representa el 12%? Pensemos por un momento en un jugador de baloncesto especialista en el lanzamiento de tres puntos. ¿De qué otro modo podría conseguir un alto porcentaje de anotación si no es practicando cientos de tiros a canasta cada día? Los autores señalan que ese porcentaje varía en función del dominio o aŕea de aprendizaje.

Practice explained 26 percent of the variance in achievement for games, 21 percent in musical accomplishment, 18 percent in sports, 4 percent in college grades, and less than 1 percent in professional success.

Tirando del hilo de publicaciones del autor encontré dos artículos que, en parte, se relacionan con el título de este post. El primero sobre “La Verdad Acerca de los Deberes” es impactante y me ha puesto a pensar y a hacer autocrítica. Pero sospecho que hay más derivada y las cosas no son tan sencillas o simples como se plantean. Ahi van los enlaces en los tweets por si os interesa el tema:

 

Seguro que de ellos surgirá temas para próximas entradas.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *