Qué dicen TALIS y PISA sobre el efecto de las prácticas docentes en el rendimiento estudiantil

El informe Prácticas docentes y rendimiento estudiantil. Evidencia a partir de TALIS 2013 y PISA 2012 (PDF) pretende identificar el efecto de las prácticas docentes, medidas a partir del Estudio Internacional sobre la Enseñanza y el aprendizaje (TALIS) 2013, en el rendimiento del estudiante en matemáticas, lectura y ciencia en el Programa para la Evaluación Internacional de los Alumnos (PISA) 2012.

En esta entrada os presento un resumen de los principales hallazgos y conclusiones a los que llega el Dr. Ildefonso Méndez Martínez (@ilde76) autor del estudio.

a.- Sobre la selección y competencia del profesorado

  • Las estimaciones más fiables destacan el efecto positivo de la formación de los profesores (tener un doctorado) en el rendimiento de los estudiantes de 15 años en PISA.
  • Asimismo, sentirse preparado para la docencia que se imparte afecta negativamente al rendimiento de los estudiantes al reducir la propensión de estos profesores a participar en actividades de formación continua. España es uno de los países en los que una mayor proporción de profesores declara sentirse preparado para impartir su docencia.

b.- Sobre las prácticas docentes

  • Las prácticas docentes modernas como, por ejemplo, el trabajar en grupos reducidos de alumnos, o el utilizar las tecnologías de la información y la comunicación en clase favorecen el rendimiento de los estudiantes. Las técnicas docentes que se alejan de la lección magistral y la realización sistemática de ejercicios tienen, en general, un efecto positivo en el rendimiento de los estudiantes en lengua, matemáticas, ciencias y también en resolución de problemas. Es el caso, por ejemplo, del trabajo en grupos reducidos de estudiantes y de la utilización en el aula de las tecnologías de la información y la comunicación aplicadas. Las denominadas prácticas docentes modernas tienen menor peso relativo en la docencia que se imparte en España que la media de los países analizados.
  • También favorece el rendimiento de los estudiantes en PISA el evaluarles utilizando test estandarizados.
  • A mayor proporción de profesores que motivan a los alumnos con peores notas, mayor rendimiento de todos los estudiantes en esa asignatura.

c.- Sobre la formación continua del profesorado

  • No todos los cursos de formación permanente del profesorado logran mejorar el rendimiento de los estudiantes. Algunos lo reducen.
  • La formación continua en conocimiento de la materia impartida, en estrategias de enseñanza individualizadas, en competencias transversales y en orientación laboral mejoran el rendimiento de los estudiantes.
  • Asimismo, la formación continua de los profesores, la tutorización de profesores con menor experiencia por parte de otros compañeros con mayor antigüedad y la evaluación de la actividad del profesorado mejoran de forma notable el rendimiento de los estudiantes. España destaca por la reducida importancia relativa de los programas de tutorización de compañeros, de la formación continua del profesorado y de la evaluación de la actividad del profesorado.

Confieso que las dos conclusiones que más me han llamado la atención son:

  1. A mayor proporción de profesores que motivan a los alumnos con peores notas, mayor rendimiento de todos los estudiantes en esa asignatura.
  2. Que algunos cursos de formación del profesorado no sólo no mejoran el rendimiento de los alumnos sino que sorprendentemente lo reducen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *